¿Qué efectos tiene la sal sobre nuestra salud?

La sal común. Sodio y cloro. Eso es, en efecto, química, pero tranquilos que no vengo a torturaros con esos conceptos hoy. Vengo a hablaros sobre la sal, sobre lo que se piensa y/o se dice de ella y sobre las verdades que hay detrás de este sazonador. Y tú, ¿qué piensas: es buena o mala la sal para nuestro cuerpo?

Pues bien la sal, para entender de lo que hablamos, es un compuesto formado por cloro (60%) y sodio (40%) imprescindible para la vida — a grandes rasgos. 

La sal no solo cumple la función de acentuar el sabor de los alimentos, sino que también es necesaria para que nuestro organismo funcione de manera correcta. 

¿POR QUÉ ES NECESARIA LA SAL?

El sodio es esencial para el funcionamiento de nuestro organismo ya que, los niveles bajos de dicho elemento, pueden provocar un aumento de colesterol y triglicéridos en el torrente sanguíneo. Además, se puede dar un desequilibrio hormonal: la función endocrina, que mantiene la sal en el cuerpo, se activa cuando disminuye el nivel de sodio pudiendo llegar a causar una aumento de la mortalidad. 

Por otra parte, el cloro también desempeña un papel importante; su déficit puede provocar una dolencia llamada acidosis respiratioria, la cual consiste en el aumento del nievel de dióxido de carbono en la sangre, que se vuelve más ácida.

¿CUÁNTA SAL DEBO CONSUMIR?

Para una persona que no padece ninguna enfermedad de tipo cardiovascular, relacionada con la tensión, etc. no debería suponer un problema consumir cierta cantidad de sal al día, es más, es altamente recomendable. 

«Cuando se dice que consumir sal no es tan malo, se deja de lado que hay una cantidad que sí importa y se debe respetar. Si a la gente le decís: ‘ponele sal, pero no tanta’, se le saca entidad a una problemática que es preocupante», dijo Cormillot, médico especializado en nutrición y obesidad.

La cantidad de sal recomendada por las autoridades (OMS) son como máximo 5 gramos al día, es decir, no más de 2 gramos de sodio diarios. Media cucharadita de sal de mesa contiene 2 gramos de sodio aproximadamente. 

NO A TODO EL MUNDO LE AFECTA IGUAL

Cada persona tiende a responder de manera distinta al sodio. Las personas afectadas por enfermedades como la diabetes, presión alta o dolencias crónicas del riñón suelen ser más sensibles a las enfermedades relacionadas con la ingesta de sal.

Sí que es relativamente cierto lo que se dice mucho por ahí, que la sal retiene líquidos— he de explicar esto. De lo que estamos hablando es de una trastorno del metabolismo conocido con el nombre de edema, que hace que se acumule líquido en distintas partes de nuestro cuerpo. Y sí, el sodio puede contribuir en esto, pero en el caso de personas con propensión a ello como son las personas que padecen obesidad o las embarazadas, entre los más destacables. Algunas otras causas que pueden llevarte a retener líquidos pueden ser beber poca agua, tener problemas de riñón, llevar una vida sedentaria o no aportarle la suficiente proteína a tu cuerpo.

La reducción de la ingesta de sodio, según datos de la OMS, confirman una menor tensión arterial en los adultos. Y Nancy Cook, célebre epidemióloga y profesora de medicina en la Universidad de Harvard, concluyó que la reducción de sal en la dieta suponía una disminución del 25% del riesgo de ataques al corazón en un estudio sobre los efectos de la sal sobre la salud de más de 3.000 pacientes adultos con hipertensión. 

¿CÓMO SÉ SI CONSUMO DEMASIADA SAL?

Algunos de los síntomas que pueden indicar que tu consumo de sal es excesivo son:

  • Continua sensación de sed
  • Niebla mental
  • Presión arterial alta
  • Cuerpo hinchado

La sal no es del todo mala, es más, en necesaria y beneficiosa hasta cierto punto y siempre que controlemos su ingesta. Pero realmente, ¿dónde radica el problema? El problema está en el consumo de sal en exceso desconociendo su procedencia. La mayoría de las personas que se exceden en la ingesta de sal son aquellas que, regularmente, consumen productos ultraprocesados cargados de sal. Esta sal añadida es el principal problema en la mayoría de los casos, aunque sí que es cierto que debemos controlar las cantidades también en casa, tanto al cocinar como en la mesa. 

«La sal no es como el tabaco, en donde el objetivo es que la gente deje de fumar». Para Yusuf, prestigioso médico cardiólogo indio, la importancia es que se rebaje el consumo y no erradicar totalmente la sal de la dieta.


REFERENCIAS

  1. EDIZIONES. Infosalus. Nutrición. 14/03/2018. Disponible en: https://www.infosalus.com/nutricion/noticia-conoce-peligro-sal-exceso-recomendaciones-comidas-20180314084441.html
  2. NUÑEZ-TORRÓN STOCK, Andrea. TICbeat. Salud. 20/09/2020. Disponible en: https://www.ticbeat.com/salud/7-signos-estas-comiendo-demasiada-sal/
  3. INFOBAE. Infobae. 14/10/2016. Disponible en: https://www.infobae.com/salud/2016/10/14/que-piensan-las-mentes-brillantes-de-ciencia-sobre-sal/
  4. SEGURA, Aurora. La Vanguardia. Materia Prima. 15/10/2019. Disponible en: https://www.lavanguardia.com/comer/materia-prima/20190918/47428365886/mitos-sal-debes-conocer-mentiras-tradiciones.html

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s