Operación Retorno

Tras este verano “diferente” ha llegado septiembre. Sí, septiembre ya está aquí, no podemos negarlo. Septiembre junto con la vuelta a la rutina, las prisas, las comidas en tupper, los gastos del gym, etc. En este artículo, mi intención es ayudaros a afrontar todo esto, a tener una visión positiva de lo que llamo “Operación Retorno”. ¿Cómo piensas afrontarlo?

Aquí tienes 10 pasos a seguir para que la “vuelta a la rutina” no te resulte pesada ni agobiante, sino que sea, además, una forma con la que empezar a cambiar tus hábitos y acostumbrar a tu cuerpo a una vida saludable.

  1. MENTALÍZATE

Prepárate para cambiar hábitos, para volver a la rutina. Ponte una fecha en la que empezarás de nuevo y se acabará tu verano. A partir de ahí serás otra persona; no pienses en el pasado, no sirve ahora lamentarse de nada. Piensa en el presente, en el aquí y ahora, y en el futuro. Piensa en cómo de bien vas a encontrarte en unas semanas, en qué transformación habrá sufrido tu cuerpo.

2. HIDRÁTATE

Bebe muuuucha agua. Bebe agua a todas horas (sin pasarse jeje). Bebe una vaso de agua nada más levantarte, y otro al iniciar cada comida. Mantenerse hidratado te ayudará a controlar lo que comes, y a no lanzarte, literalmente, a la comida cuando te sientes a la mesa.

3. COME EN CASA

Haz que comer en casa sea algo habitual y no puntual, como (en muchos casos) ha sido este verano. Disfruta de tiempo con tu familia, de compartir las comidas con ellos, es más, ¡preparadas por uno o varios de vosotros! Haz que el rato de la comida sea igual o más agradable de lo que era en el chiringuito de la playa. Cocina rico, charla de cosas divertidas…

4. MUÉVETE

Muévete. Baja y sube las escaleras, anda, corre, salta, baila… Mantén tu cuerpo activo para que tu sangre fluuuuya! Deja a tus músculos ejercitarse. Cosas tan sencillas como aparcar un poco más lejos, coger la bici o dejar de usar el ascensor harán que estés mucho más en movimiento que antes.

5. PRIORIZA EL SUEÑO

El sueño y el descanso son más importantes de lo que crees. Seguro. Asegúrate de dormir entre 7 y 9 horas diarias. Que esas horas descanses de verdad. Que tu cuerpo se relaje, tanto física como psicológicamente. El mal descanso afecta a tu salud, claro, ¡de hecho puede contribuir a dificultar la pérdida de grasa!

6. PONTE HORARIOS

“Planea” tu día y organízate. ¿Qué tengo que hacer? ¿Cuándo voy a hacer cada cosa? ¿Hoy toca entreno? Hazte este tipo de preguntas y pon orden en tu día. Te ayudará a que todo vaya sobre ruedas y te de tiempo a muchas más cosas de las que tenías pensadas. Y si a cierta hora toca hacer “x” cosa y cambiar de actividad, hazlo. No te atropelles a ti mismo saltándote esos quehaceres y deja que tu mente se adapte a esos cambios. ¡Pero tampoco te satures!

7. ORGANIZA TUS COMIDAS

Haz un menú semanal. Ve a la compra un sábado o un domingo y dedica una tarde a preparar comiditas. Esas comiditas de toda la semana que nada más llegar a casa tendrás listas en unos minutos. Prepara tuppers. Esto si eres una de esas personas sin tiempo, estoy seguro te ayudará muchísimo. Merece la pena invertir esas 3 horas del domingo por la tarde cocinando cosas riquísimas elaboradas desde 0 por ti. Entre semana llegarás y solo tendrás casi que emplatar (bueno y calentarlo jeje).

8. ENTRENA

Busca un hueco en tu día para hacer algo de ejercicio. 3 días a la semana si “no tienes tiempo”, te lo paso. Busca el ejercicio perfecto para ti. Quizás sea un deporte tu pasión, tus propias rutinas de entrenamiento en casa, o ir al gym con tu mejor amiga. Da igual lo que sea, pero que sea. Conviértelo en un quehacer más. No lo veas como algo extra que harás si te sobra tiempo o en cualquier huequito del día. Si decides que sea a las 6, a las 6. Y estate el tiempo que estés (1 hora, por ejemplo) centrado solamente en eso. Evade tu mente y concéntrate en el ejercicio que realizas, en tus músculos, tu respiración …

9. RESPIRA

Respira, medita, lo que más te apetezca, pero no te estreses. A la mínima, para. Párate a escuchar a tu cuerpo. Realiza ejercicios de respiración o medita y conecta contigo mismo, con tu “yo” interior, ese que no para de torturarte, de agobiarte y de llevarte con prisas a todos lados. Respira hondo unas cuantas veces seguidas y libera esa tensión que se apodera de ti una, dos, o más de 3 veces al día.

10. NO TE PRESIONES

NO. No te presiones ni seas tan duro contigo mismo. Poco a poco. Piensa que vienes del verano y no estás acostumbrado a la rutina. Tu cuerpo necesita ADAPTARSE. Ten paciencia. 

Espero que estos 10 consejos os sirvan de muuuucho. Para mi, la “Operación Retorno” se puede afrontar perfectamente siguiendo estos pequeños tips y teniendo paciencia. Según van pasando los días, y las semanas, tu cuerpo se va adaptando y volviendo al mundo “rutina” en el que, si uno quiere, puede sentirse muy a gusto también. Os animo a llevar una vida saludable ahora que empieza septiembre, es un buen momento para comenzar. Aunque recordad que SIEMPRE será buen momento para cambiar hábitos, y que SIEMRPE estaréis a tiempo de hacerlo. 


REFERENCIAS

  1. ARENA. Arena Swim. Just for Women. Fecha de actaulización: 09/09/16. Disponible en: https://blog.arenaswim.com/en/just-for-women/7-tips-for-getting-back-in-shape-after-the-summer-holidays/
  2. BERBARI, Georgina. GAIAM. Vacation. Dispnible en: https://www.gaiam.com/blogs/discover/6-ways-to-get-back-into-your-routine-post-vacation

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s