¿Sobrepeso u obesidad?

¿Sobrepeso u obesidad? ¿Sabemos realmente la diferencia? ¿Cómo sabemos cuál se padece? De todo esto vengo a hablaros hoy, con el fin de que no os quedéis con ninguna duda sobre estos dos términos y todo lo que ambos abarcan. ¿Pensáis que significan lo mismo?

No, por supuesto que no significan lo mismo. El sobrepeso hace referencia al exceso de peso corporal (como su propio nombre indica), es decir, a un peso que se encuentre por encima del considerado saludable en relación a las características de la persona (edad, sexo, estatura); mientras que la obesidad es el exceso o acumulación anormal de grasa corporal. 

¿Cómo detectarlo?

El famoso Índice de Masa Corporal (IMC) será el encargado de hacerlo. Establece una relación entre el peso y la estatura; y se calcula dividiendo el valor del peso (en kg) entre el cuadrado de la talla (en cm).

Aquí muestro una tabla indicadora para que os guiéis:

SITUACIÓNIMC
Peso insuficiente<18,5
Peso adecuado (normopeso)18,5 – 24,9
Sobrepeso25 – 29,9
Obesidad tipo I30 – 34,9
Obesidad tipo II (mórbida)35 – 39,9
Obesidad tipo III (extrema)≥40

Causas

Sí que es cierto que muchas de las causas se comparten, pero he de dejar claro que la obesidad es considerada una enfermedad, en cambio, el sobrepeso no. Ambos son generados, mayoritariamente, por el consumo de alimentos muy calóricos y poco nutritivos (a lo que se le puede sumar un estilo de vida sedentario). La predisposición genética también es una posible causa. 

Y como dato curioso, me gustaría que supiérais que los trastornos por atracones e ingesta nocturna representan del 10 al 20% de la gente que pide ayuda para tratar la obesidad. 

Efectos y riesgos sobre la salud

El sobrepeso trae consigo dificultades de movilidad y para realizar actividades físicas e incluso el riesgo de padecer cáncer. La depresión y baja autoestima es algo que comparte con la obesidad. Pero las consecuencias de estas son aún más graves. Esta patología puede lidiar en enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo II, trastornos del aparato locomotor, cánceres e incluso la muerte.

Pero, antes de eso, en nuestro cuerpo suceden una serie de cosas que hacen que acabemos así: se elevan los niveles de LDL (“colesterol malo”) y triglicéridos, se reducen los de HDL, aumenta la presión arterial, entre lo más destacable. 

Y es que la obesidad en los niños es aún peor. La obesidad infantil causa problemas en el futuro tales como la discapacidad y la muerte prematura. Los niños que padecen obesidad tienden a sufrir dificultades respiratorias, mayor riesgo de fracturas e hipertensión, resistencia a la insulina y además, en muchos de los casos estos niños se ven afectados psicológicamente. Por todo esto es tan importante inclucar a los niños desde pequeños una alimentación saludable y animarles a practicar ejercicio físico con frecuencia. 

Consejos

Consejos, tips, recomendaciones, o como queráis llamarlo. Este apartado es importante. Por supuesto, yo soy la primera en animaros a llevar una dieta sana y equilibrada además de a moveros mucho y rechazar un estilo de vida sedentario, tengáis o no sobrepeso u obesidad. Ahora, si este es vuestro caso, no os animo ni os recomiendo, os casi obligo —jeje— a acudir a un especialista que pueda ayudaros con el tratamiento adecuado. Ellos están ahí para hacer su trabajo, escucharte y hacer todo lo que esté en su mano para ponerle remedio al problema.

Y por aquí, ya terminando, me gustaría comentar las cifras a nivel mundial en relación a ambos conceptos. Según la OMS, en el año 2016 más de 1.900 millones de adultos tenían sobrepeso, y aproximadamente 650 millones de estos padecían obesidad. ¿Increíble, no? En porcentajes, esto significa un 39% de hombres y un 40% de mujeres con sobrepeso. Y con obesidad, alrededor de un 13% de la población adulta mundial. 

Y, ¿cómo ha evolucionado esta enfermad? Esto es lo realmente increíble. Desde el año 1975, la prevalencia mundial de la obesidad se ha casi triplicado.

Espero que tras este artículo tengáis claras la diferencias entre el sobrepeso y la obesidad y, en caso de detectar alguno, acudáís a un profesional. Con todo esto, sobre todo con las últimas cifras proporcionadas, quiero haceros ver que estamos hablando de problemas graves y que hemos de frenar. Que es súper importante, y más de lo que muchos creen, comer sano y moverse —por supuesto sin restricciones, salvo indicación médica—.


REFERENCIAS

  1. ZITA, Ana. Dra. en Bioquímica por el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), con licenciatura en Bioanálisis de la Universidad Central de Venezuela. Diferenciador. Salud. Sobrepeso y Obesidad. Disponible en: https://www.diferenciador.com/sobrepeso-y-obesidad/
  2. Organización Mundial de la Salud. 01/06/2020. Obesidad y sobrepeso. dIsponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/obesity-and-overweight
  3. CASTILLERO MIMENZA, Óscar.  Psicología y Mente. Las 5 diferencias entre sobrepeso y obesidad. Disponible en: https://psicologiaymente.com/salud/diferencias-entre-sobrepeso-y-obesidad
  4. Texas Heart Institute. Obesidad y sobrepeso. Disponible en: https://www.texasheart.org/heart-health/heart-information-center/topics/obesidad-y-sobrepeso/
  5. Medline Plus. Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. Obesidad. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/007297.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s