Red Velvet

La Red Velvet es mi tarta favorita, una tarta americana cargada de sabor y color. Y, por supuesto, me propuse el reto de elaborar una Red Velvet solo con ingredientes saludables para disfrutar de ella en cualquier momento. Por aquí os dejo la receta.

Ingredientes:

Para el bizcocho:

  • 65 g de mantequilla
  • 1 huevo
  • 150 g de harina de trigo integral
  • 1/2 cucharada de cacao puro en polvo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato 
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 90 g de leche
  • 1/2 cucharada zumo de limón 
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  • 2 cucharadas de crema de dátiles (10 uds.)
  • 1 remolacha 

Para la cobertura de queso:

  • 50 g de mantequilla
  • 200 g de queso crema
  • 7 dátiles

Preparación:

  1. Sacar la mantequilla del frigorífico al menos media hora antes de empezar a preparar la tarta. Si se olvida, servirá con derretirla unos minutos en el microondas.
  2. Tamizar, con ayuda de un colador, la harina, el bicarbonato y el cacao puro en polvo para que la mezcla posterior quede exenta de grumos. Remover en un bol con una cuchara.
  3. Preparar el buttermilk. Para ello, verter la cantidad indicada de leche en un vaso y añadir el zumo de limón. Reservar. (La leche tiene que cortarse y para ello debe reposar unos 10 minutos.)
  4. Por otra parte, mezclar la crema de dátiles para la elaboración del bizcocho, es decir, las 2 cucharadas, junto con los 65 g de mantequilla a temperatura ambiente haciendo uso de un robot de cocina o unas varillas eléctricas. (La crema de dátiles consiste en triturar los dátiles junto con un chorrito de agua hasta conseguir una textura de pasta.)
  5. Incorporar al robot el huevo y mezclar.
  6. En el vaso donde se encuentra nuestro buttermilk incorporar el aroma de vainilla. Remover.
  7. Añadir la remolacha al robot de cocina. Triturar y mezclar.
  8. Precalentar el horno a 180º.
  9. Incorporar poco a poco el buttermilk a la mezcla en el robot (mantequilla + pasta de dátiles + huevo + remolacha).
  10. Echar aquí también la levadura en polvo y por último los ingredientes secos tamizados al inicio de la preparación, poco a poco y mezclando sin parar.
  11. Exprimir un poco de zumo de limón extra para añadirlo a la masa. Esto servirá para que el color de la tarta se mantenga y nos quede lo más rojita posible. (Al utilizar un colorante natural como es la remolacha es un poquito más complicado).
  12. Untar un poco de mantequilla o aceite de oliva virgen extra (yo opté por la segunda opción) en el interior del molde para que no se pegue nada y desmoldarlo resulte más sencillo.
  13. Verter la masa en el molde y hornear aproximadamente 40 minutos a 180º con calor arriba y abajo. Pasada media hora, echar un vistazo y comprobar que no se queme, pues cada horno es distinto.
  14. Pasado el tiempo indicado hacer la prueba del palillo (pinchar un palillo en el centro del bizcocho y si sale limpio está listo). Cuando esté hecho, sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.
  15. Después de un rato, cuando esté totalmente frío el bizcocho, desmoldar y cortarlo longitudinalmente en tres. (Puedes servirte de un cuchillo jamonero.)
  16. Envolver cada bizcocho en papel transparente y llevar al frigo. Conservar ahí toda la noche o, si tienes prisa, con 4 horas o así servirá.
  17. Ahora toca preparar la cobertura de queso. Para ello, en un robot de cocina, mezclar los dátiles y la mantequilla (de nuevo a temperatura ambiente).
  18. Después, incorporar el queso crema y mezclar hasta que quede una mezcla homogénea y sin grumos.
  19. Para el montaje, colocar uno de los bizcochos como base y untar encima parte de la cobertura de queso. Repetir la operación (bizcocho + crema de queso). ¡Asegúrate de no quedarte sin crema para la cobertura! Colorar el bizcocho restante como “tapa”.
  20. Ya solo queda cubrir toda la tarta con el resto de cobertura. ¡Y a la nevera a enfriar!

Listoooo! Ha costado pero conseguido está. Yo utilicé un molde alargado y con estas cantidades salen 4 porciones de tarta (la hice pequeñita por sino salía bien jeje). Así que haced vuestros cálculos si queréis un tamaño más grande.

Una Red Velvet 100% saludable que espero que hagáis y que por supuesto os encante. Compartid si os gusta y mandadme fotos si la hacéis o al menos lo intentáis 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s